Se denominan procesos de jurisdicción voluntaria aquellos en los cuales se busca cierta declaración judicial sin que exista pleito alguno entre las partes, pues se puede decir que en estos procesos no existe como tal un demandado.

El trámite  de los procesos de jurisdicción voluntaria se encuentra consagrado a partir del artículo  577 del código general del proceso.

Son procesos de jurisdicción voluntaria  en ambos códigos  los siguientes:

    • La solicitud de permiso para enajenar o gravar bienes de personas cuya representación tenga el padre, la madre o el guardador.
    • La licencia para la emancipación voluntaria.
    • Cuando se pretenda remover o designar a un guardador consejero o administrador; el código general del proceso respecto a este proceso elimina la palabra remoción.
    • Declaración de ausencia y declaración de muerte presuntiva por desaparecimiento.
    • Interdicción de personas con discapacidad mental absoluta y su rehabilitación; el código general del proceso respecto a este proceso agrega la interdicción de los sordomudos que no puedan darse a entender y de las personas con discapacidad relativa y su correspondiente rehabilitación.
    • Autorización requerida en caso de adopción.
    • Todo lo correspondiente a la adición, corrección o sustitución de partidas del estado civil o del nombre.
    • Cualquier otro asunto de jurisdicción voluntaria que no tenga señalado trámite diferente.